Al 30 por ciento, áreas de urgencias en la capital del país

Al 30 por ciento, áreas de urgencias en la capital del país

Una sobredemanda del 30 por ciento en todas las salas de urgencia de hospitales que reciben a pacientes con COVID-19 de la Ciudad de México es el porcentaje de incremento que la Secretaría de Salud local ha registrado en los últimos días.

Ante esta situación Oliva López Arellano, titular de dicha Secretaría, solicitó a la ciudadanía no abarrotar las salas de urgencia al presentar síntomas leves, y en cambio recomendó monitorear constantemente el desarrollo de la enfermedad, no entrar en pánico y acudir inmediatamente al hospital en caso de presentar dificultad para respirar o falta de aire.

Asimismo pidió monitorear con mayor atención el desarrollo de la enfermedad en personas mayores y con padecimientos crónicos para detectar a tiempo problemas respiratorios leves que permitan canalizar al paciente a tiempo.

“Lo que está ocurriendo es que ya las personas llegan con datos de insuficiencia respiratoria muy avanzada y entonces el sitio al que lleguen de emergencia es la sala de urgencias y en consecuncia estamos teniendo mucha sobredemanda en las salas de urgencias”, explicó.

Y agregó: “ Para evitar esto, que se estén monitoreando, puedan hacer la llamada, pueden incluso ser visitados por médicos de los Centros de Salud para valorar y dar este monitoreo más cercano, pero que no sea en el último minuto que vayan y estén saturados los servicios de urgencia, tiene que ver con esa situación”.

Además de esto detalló que debido a que en la ciudad alrededor del 70 a 75 por ciento de los adultos presentan obesidad y sobrepeso, aunado a la prevalencia de diabetes y de hipertensión es lo que está generando que existan muchos más desenlaces complicados del virus.

Y reveló que luego de una evaluación del comportamiento clínico y epidemiológico de la enfermedad en los capitalinos se logró identificar que los casos complejos de COVID-19 se presentan en personas que tuvieron consistentemente varios días de fiebre.

Por lo que López Arellano recomendó a la población vigilar mucho sus síntomas para, en caso de tener fiebre y tos que no cede durante 3 días, acudir de inmediato al hospital.

“Hay que vigilar mucho sus síntomas, porque lo que se ha encontrado es que varios días de fiebre que no cede, que no se quita, con tos, y en estas personas se pueden agravar, se puede agravar rápido, instalándose lo que se llama una dificultad respiratoria, una insuficiencia respiratoria”, comentó.

Y subrayó: “Tenemos que estar muy pendientes con nuestros adultos mayores, con estas personas que tienen comorbilidades, justamente para… si tenemos este cuadro, tres días de fiebre, tres-cuatro días de fiebre, tres-cuatro días con tos que no cede, que se va incrementando y que la persona empieza con datos de dificultad para respirar, que tiene… le cuesta trabajo jalar aire, que le cuesta trabajo hablar, porque se fatiga, se le va la voz o se le va el aire, es muy importante que vayan a los hospitales”.