Urgen especialistas a aplicar etiquetado frontal en alimentos y bebidas

Urgen especialistas a aplicar etiquetado frontal en alimentos y bebidas

El Instituto Nacional de Salud Pública y miembros de la comunidad médica exhortaron poner en marcha el nuevo etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas.

Los especialistas de la salud consideraron que esta medida es una herramienta útil para frenar el aumento de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT), como la diabetes, hipertensión arterial y la obesidad.

“El etiquetado frontal de advertencia puede contribuir a que los mexicanos hagamos elecciones más saludables y mejoremos nuestra alimentación. Con ello se puede reducir la carga económica que representa la obesidad, la diabetes y otras enfermedades relacionadas con el consumo de alimentos poco saludables”, indicó Ana Munguía, maestra en Salud Pública en Nutrición y participante en las mesas de trabajo para la modificación de la Norma Oficial Mexicana NOM-051.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2018, el 75.2 por ciento de la población en México padece obesidad o sobrepeso; 15.2 millones fueron diagnosticados con hipertensión arterial y 8.6 millones tiene diabetes.

Datos de la Secretaría de Salud apuntan que en 2017 la atención a la obesidad implicó un gasto de 240 mil millones de pesos, y se prevé que para 2023 llegue a los 272 mil millones.

“La diabetes, por su parte, implica costos anuales de alrededor de 323 mil millones de pesos. En este sentido el etiquetado frontal de advertencia puede contribuir a paliar la epidemia de obesidad y otras ECNT a partir de una lectura clara, eficiente y sencilla de las etiquetas de los productos que consumimos”, agregó Guadalupe Montes Casillas, maestra en Ciencias de la Salud por el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

El nuevo etiquetado consiste en un sistema de octágonos en color negro colocados al frente de alimentos y bebidas, que revela información sobre el contenido de sodio, grasa saturada, calorías o azúcares en el producto, además de incluir leyendas como presencia de cafeína y edulcorantes.

Expertos coinciden que, aunque la medida es un paso importante para combatir la obesidad, es solo una pequeña parte de un cambio integran en la educación alimentaria en México.

Hicieron un llamado a impulsar la educación alimentaria en la familia y bajar el consumo de grasas, sal y azúcares, pues el exceso de su ingesta está relacionado con hígado graso, obesidad, sobrepeso, diabetes, incremento de triglicéridos y ácido úrico.

Fue el pasado 11 de octubre cuando el proyecto de modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-051 se publicó en el Diario Oficial de la Federación para consulta pública. El proceso terminó el 10 de diciembre.

Los Comités Consultivos Nacional de Normalización de la Secretaría de Economía y el de Regulación y Fomento Sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobaron la modificación a la NOM-051 sobre el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados el 24 de enero del 2020.

Aunque el Poder Judicial otorgó un amparo al Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin) para la suspensión de la modificación a la NOM-051; éste fue recovado el 6 de marzo.