TV de paga tras el adiós de Disney

TV de paga tras el adiós de Disney
Fotografía: La República

Las plataformas de streaming buscan afianzar su oferta de contenidos ante el surgimiento de nuevas aplicaciones de video bajo demanda. Por ello, Disney decidió eliminar de la televisión de paga sus canales Disney XD, Nat Geo Wild, Nat Geo Kids, FXM y Star Life para mudarlos a su aplicación Over-the-top (OTT).

 

La decisión afectará a la televisión de paga, que actualmente busca adecuarse a la reconversión de consumo de contenidos digitales mediante alianzas con las mismas plataformas de streaming y manteniendo canales premium, como HBO o Paramount, para no perder el interés de los consumidores.

 

La salida de Disney, principal proveedor de programas infantiles, pone en riesgo la parrilla de contenido infantil, uno de los más consumidos en el país, así como a la oferta de productos de empaquetamiento de las cableras que comercializan Izzi, Sky, Megacable, Dish y Totalplay, cuyo segmento premium es relevante para contratar una suscripción.

 

“Lo que sucederá es el cese al acceso a paquetes Premium, como el de Star Premium, que va a desaparecer a partir de marzo, eso será una pérdida significativa de programación. ¿Cómo se va a contratar de ahora en adelante si sólo se van a poder transmitir a través de las plataformas de Star +?”, señala Radamés Camargo, gerente de investigación para la consultora The Ciu.

 

De acuerdo con la encuesta nacional de consumo de contenidos audiovisuales de 2021, elaborada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), los canales más vistos por la audiencia infantil en la televisión restringida son Disney Chanel, Disney Junior, Disney XD y Star Chanel. Precisamente, unos de los motivos para contratar la televisión restringida, comentan los analistas consultados, es el acceso a programas para niños, especialmente los de Disney.

 

Por ello, las cableras tendrán como principal reto encontrar un remplazo para llenar el vacío que dejarán sus contenidos en las audiencias infantiles. Y será complicado. “La realización de contenidos infantiles es las más compleja y onerosa y hay muy pocos que los desarrollan. Disney es una referencia infantil y es verdad que los papás contratan el cable o el satélite para que el niño vea ahí caricaturas.

 

La televisión de cable va a perder realmente a unas de las ofertas más importantes”, apunta Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi). Las compañías cableras como Totalplay y Megacable, que no estuvieron disponibles para este texto, se quedarían con la oferta infantil de Discovery Kids, Cartoon Network, Nickelodeon y Boomerang. Por su parte, Izzi comentó que, aún sin Disney, existe una gran variedad de contenido familiar para todas las edades que pueden ofertar, por lo que no afectará a su aplicación Izzi Kids.

 

¿Y el futuro? El futuro de los contenidos audiovisuales está en internet y las plataformas de streaming lo están entendiendo. Por ello, la salida de Disney de la televisión restringida sentará el inicio de otras posibles fugas de productoras importantes para enfocarse en la consolidación de su producto digital. Para los analistas, las empresas cableras deben cambiar su estrategia para estar vigentes y ser atractivas respecto a las plataformas de video bajo demanda, pues hasta ahora lo único que las mantiene como esenciales es su empaquetamiento, que incluye internet y a las mismas OTT.

 

“La televisión de paga no ha sabido adaptarse, salvo que incluyen a las plataformas como parte de su oferta. Creo que su principal error fue alimentar a las propias plataformas para que, como sistema de televisión de paga, pudiera salvarte. Estuviste alimentando al gigante que ahora te está prácticamente devorando”, asegura Bravo. Entre las opciones que tienen las cableras se encuentran convertirse en un 'everything everywhere', una aplicación de contenido de descarga que se puede dar a los usuarios por contratar el sistema de cable. Dish es una de las empresas que ya cuenta con esta modalidad. Sin embargo, los expertos consideran que esta opción para las cableras es volver a depender de los grandes productores y, aunque agreguen contenidos propios, son de menor calidad comparados con los de HBO o Disney. “Cada vez el contenido que ofrecen la cableras es de menor calidad respecto a las otras opciones que se tienen.

 

Quizá los deportes ahora serán su única fortaleza”, apunta Claudia Benassini, especialista en temas de televisión de paga e investigadora de la universidad La Salle.

 

----------

 

Expansión, 20 de enero de 2022