Senado boliviano aprueba nuevas elecciones; prohibida la candidatura de Evo

Senado boliviano aprueba nuevas elecciones; prohibida la candidatura de Evo

El Senado de Bolivia aprobó por unanimidad la convocatoria a nuevas elecciones, a las que no podrá presentarse el expresidente Evo Morales, tras un acuerdo consensuado por todas las fuerzas políticas, incluido el partido del líder bolivariano, Movimiento al Socialismo (MAS).

Los senadores respaldaron el proyecto de ley, que promulga la celebración de nuevas elecciones y cuya regla más importante es que queda prohibido que cualquier cargo electo en los dos periodos constitucionales anteriores, no podrá postularse como candidato al mismo cargo electivo.

Dada la unanimidad en la Cámara alta, se espera que el proyecto sea aprobado en la Cámara de Diputados y ratificado por parte de la presidenta interina, Jeanine Áñez.

“Tenemos que generar confianza en la población”, declaró Omar Aguilar, senador por el partido de Evo.

El acuerdo de todos los partidos tuvo un efecto inmediato y beneficioso para desinflar la crisis en la calle.

Los puntos de bloqueos fueron abandonados y las protestas cedieron, además de que en La Paz empezó el abasto de alimentos. El cerco en la planta de combustible en la vecina ciudad de El Alto fue despejado y se reanudó el suministro de gasolina, diésel y gas.

En lo que no transigió la presidenta interina de Bolivia fue en promulgar una ley para dar inmunidad a Evo y al resto de autoridades que nombró como presidente.

Áñez acusó al Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales, de pretender aprovechar su mayoría parlamentaria para dejar impunes a quienes hayan cometido delitos y “burlado de la ley”.

El proyecto del MAS fue presentado ayer, un día después de que el gobierno de Áñez denunciara ante la Fiscalía por cargos de terrorismo y sedición a Morales.

“Quiero denunciar ante el país que parlamentarios del Movimiento al Socialismo tienen la intención de aprobar una ley para favorecer a quienes han cometido delitos y ahora pretenden obtener impunidad”, subrayó Áñez en un breve discurso al país. “No voy a promulgar esa ley. No vamos a participar escribiendo una historia de infamia”, concluyó en un discurso desde el palacio de Gobierno en La Paz.

efe