Prohíbe INE a Morena usar programas sociales con fin proselitista

Prohíbe INE a Morena usar programas sociales con fin proselitista
Fotografía: La Jornada (archivo)

La Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó a Morena adoptar, en un plazo de 48 horas a partir de la notificación, las medidas necesarias para que sus brigadistas, que recorren las calles de diversas partes del país, cesen de asociar directamente a este partido con los programas sociales del gobierno federal e incluso con el plan nacional de vacunación. De igual forma, que se abstengan de solicitar información personal y electoral a los ciudadanos que visitan para informar de dichos programas.

 

De forma unánime, la mencionada comisión aprobó las medidas cautelares solicitadas por el Partido Acción Nacional (PAN) en una queja acompañada de videos que muestran las acciones proselitistas de militantes de Morena que, de acuerdo con los consejeros de la comisión, hacen evidente la conducta irregular.

 

La consejera Adriana Favela mencionó incluso que los militantes o trabajadores de Morena tienen indumentaria muy similar a la que utilizan los servidores de la nación.

 

El presidente de esta comisión, Ciro Murayama, expresó que, según el partido, las visitas se realizaban con el fin de contactar ciudadanos para que participen como sus representantes de casilla, pero, de acuerdo con los videos y las indagatorias de la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral, de manera indebida solicitan información de la credencial de elector y relacionan en sus visitas los programas sociales con el partido.

 

Recordó que esta vinculación es expresamente prohibida por la ley, porque incluso se obliga en la publicidad gubernamental incorporar una leyenda de que se trata de programas sociales ajenos a cualquier partido político.

 

Los consejeros mencionaron que de todas las evidencias entregadas se desprende que existe una conducta ilegal de Morena, por lo cual eran procedentes las medidas cautelares solicitadas por el PAN.

----------

 

La Jornada, 03 de marzo de 2021