No tenemos errores, solo pendientes: Mario Delgado

No tenemos errores, solo pendientes: Mario Delgado
Fotografía: Facebook / Mario Delgado Carrillo

Para el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, la actual administración del presidente Andrés Manuel López Obrador no ha tenido errores, sino que le ha faltado tiempo para cumplir con todos los pendientes que se han acumulado en los últimos 2 años y medio.

 

En entrevista con Forbes, el líder de Morena explicó cuáles serán los ejes que guiarán la campaña de sus candidatos de cara a la elección intermedia de junio próximo, y destacó su balance respecto del actual gobierno, así como la relación que se ha tenido con la oposición.

 

Y sobre la relación con los empresarios, explicó que no se les pudo apoyar ante las limitaciones de ofrecer una política fiscal expansiva, pero consideró que fue lo mejor para evitar el aumento de la deuda en relación con el PIB, lo que podría comprometer la calificación crediticia del país.

 

—¿Cuál es el principal error de la actual administración?

 

—Yo creo que más que error, son tareas pendientes donde no hemos avanzado a la velocidad que quisiéramos como es claramente el caso de la seguridad. A pesar de que se tomó una estrategia diferente, no seguir administrando el problema, como en las últimas administraciones sino hacer una reforma constitucional para darle a nuestro país una policía de alcance nacional como es la Guardia Nacional, se tendrá que insistir en esa estrategia, que la GN crezca, que tenga más presencia a nivel nacional, que haya mayor coordinación con los gobiernos estatales pero, sobre todo, que esta inversión social que se hace en las zonas rurales más necesitadas y en los jóvenes termine por ganarle a la guerra a la delincuencia.

 

—Has mencionado repetidas veces la coordinación como fin de ganar más gubernaturas, ¿el presidente no se puede coordinar con gobiernos de oposición?

 

—Con un presidente que actúa de manera institucional como el presidente AMLO, es muy fácil tener coordinación, sin embargo, hay algunos gobernadores que piensan que la relación debe de ser a partir de una disputa política y en eso no han ganado nada. No creo que haya una característica general, que haya obstáculos en la relación, simplemente hay gobernadores que pretenden hacer de su relación con el ejecutivo una cuestión de una disputa permanente para tener un posicionamiento político, pero no es algo que ni siquiera el presidente de la República provoca, es una decisión de ellos, y allá ellos. Pero sí es importante en términos de gobernabilidad para el país, de la extensión del proyecto que la regeneración de la vida pública del país, que la gran mayoría de los gobiernos estatales coincidan con el proyecto de la transformación.

 

—La IP se ha mostrado inconforme en la atención a la crisis económica por la pandemia, ¿se va a ajustar algo al respecto?

 

—México tiene posibilidades muy limitadas en cuanto a adoptar una política expansionista de gasto público. En este año que pasó, en 2020, cuando nos cayó la pandemia y el mundo entero entró en una caída de la actividad económica, había muchas voces que le pedían al gobierno que recurriera al camino fácil del endeudamiento, el presidente actuó de una manera muy responsable y prudente por una sencilla razón: la proporción de deuda PIB, que es el indicador que evalúan las calificadoras para pronosticar la sostenibilidad de las finanzas públicas de un país sabíamos que se iba a deteriorar, sin que necesariamente se tomara más deuda.

 

—¿Cuál es el principal desafío de una elección en pandemia?

 

—La pandemia misma, es una campaña que va a ser diferente, no es la campaña tradicional de grandes multitudes, tendrá que haber una comunicación más eficaz y darle confianza a la ciudadanía que puede salir a votar sin que se ponga en riesgo para su salud.

 

—Han recibido críticas y protestas por los perfiles que han elegido, incluido el de Félix Salgado Macedonio.

 

—En un proceso es difícil que todo mundo que de contento y hay gente que no se apega a los principios de Morena, que piensa que sus intereses son más importantes que el proyecto de la transformación, en Morena no se lucha por cargos sino por el proyecto alternativo de nación y depende cómo lo veas, es un proceso en el que para 15 gubernaturas, donde participaron 171 aspirantes y tenemos alrededor de 4 perfiles que decidieron abandonar nuestro partido, yo creo que el saldo es bastante positivo. (Los disidentes) podrán generar ruido pero no es importante, y a quienes decidan tomar un camino diferente a Morena y participar en otro partido los respetamos y los enfrentaremos en las urnas.

 

—¿La polarización le hace bien al país?

 

—La polarización permite plantear las diferencias de proyecto, por ejemplo, la oposición ha decidido polarizar al país porque se ha unido en una alianza donde ellos van unidos sin ninguna propuesta, la única propuesta es que no avance la transformación, la única propuesta es defender los intereses del pasado y la corrupción, eso le permite a la gente diferenciar entre dónde queremos ir: si seguimos avanzando con la transformación o si regresamos a la corrupción.

 

—¿Puede haber un punto medio?

 

—Yo creo que hay que meter el acelerador al cambio, a la transformación. Nuestro país está viviendo momentos definitivos para lo que va a ser en el futuro, durante muchos años estuvo secuestrada por una mafia que estaba en el PAN, que estaba en el PRI, que negaban ser lo mismo y que ahora nos dan la razón histórica, que efectivamente son lo mismo.

 

También tiene otros datos

Delgado confía en que en junio se repita la configuración de la Cámara de Diputados lograda en 2018, cuando Morena y sus aliados el PT y el desaparecido Encuentro Social (renacido hoy como Encuentro Solidario).

 

Sin embargo, diversas encuestas de compañías como Credit Suisse y Citibanamex anticipan que si bien Morena será el partido más votado, difícilmente repetirá la mayoría absoluta de los diputados federales incluso con la participación de sus aliados.

 

Al respecto, el dirigente de Morena replicó el arma que tiene a su líder moral para esquivar cifras con las que no concuerda: los otros datos.

 

“No sé qué encuestas has visto, yo he visto otra donde dice que Morena es el partido que más prefiere la gente y una oposición que está, como dice el presidente, moralmente derrotada y ahora, la verdad es que esta alianza por lo menos hay que agradecerle a la oposición que se está sincerando porque le muestran a la gente que lo que los une es la corrupción, los une las complicidades”, sostuvo Delgado.

 

----------

 

Información de Forbes México, 26 de febrero de 2020