México ya no es el “patio trasero” de EU, dijo Biden a AMLO

México ya no es el “patio trasero” de EU, dijo Biden a AMLO
Fotografía: AP (archivo)

Unas horas antes de su reunión virtual de trabajo con Joe Biden, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo haber recibido la postura del jefe de la Casa Blanca de que México no es más el “patio trasero” de Estados Unidos.

 

Dicha expresión fue planteada durante la comunicación telefónica reciente de ambos mandatarios. Y enseguida López Obrador apuntó: “le agradecí por tener esa concepción porque México es un país libre, independiente y soberano”.

 

Y aunque destacó que en su conversación de este mediodía la agenda será abierta, a su administración le interesa de manera específica el tema de la pandemia por Covid-19 y en forma particular lo relacionado con las vacunas para inmunizar contra esa enfermedad.

 

Durante la conferencia de prensa de cada mañana, el jefe del Ejecutivo con expresiones de reivindicación soberana, sobre todo ante la posibilidad de un reclamo del gobierno estadunidense por las recientes reformas legislativas en materia eléctrica.

 

“Los adversarios conservadores, corruptos, que estaban dedicados a robar y no quieren dejar de hacerlo, no piensan que la reforma eléctrica es para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que no cueste mas la luz y para que no nos estén saqueando como sucedía, (y) piensan que se le va a dar marcha atrás porque va a llamar Biden. Pues no es así, porque Biden es respetuoso de nuestra soberanía, como nosotros lo somos de la de ellos”.

 

López Obrador refirió en todo momento al artículo 89 de la Constitución sobre la autodeterminación y soberanía nacionales, y al mismo tiempo, el respeto a las otras naciones. “no nos metemos en asuntos que tienen que ver con ciudadanos de otras naciones, porque no queremos que lo hagan en asuntos que solo competen a los mexicanos”.

 

Dicho precepto se estaría violando – dijo el mandatario- “como lo han hecho en otros tiempos, si permitimos que se vulnere nuestra soberanía”.

 

Y reivindicó entonces los principios constitucionales de política exterior de no intervención, autodeterminación, solución pacífica de las controversias y cooperación para el desarrollo.

 

Del mismo modo, y a pregunta expresa, recomendó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de a conocer el estado en que se encuentran las demandas interpuestas por personas que no se consideraron justamente tratados en la devolución de sus aportaciones dentro del llamado programa Bracero y de los fondos del fideicomiso formado para ese fin.

 

----------

 

La Jornada, 01 de marzo de 2021