Implementarán operativo por caravana migrante

Implementarán operativo por caravana migrante
Fotografía de Capital Media

Todo migrante que ingrese a Coahuila tendrá que sujetarse al respeto de la ley, así lo advirtió el Secretario de Seguridad Pública, José Luis Pliego Corona, luego de que partiera una nueva caravana de Chiapas con rumbo a Estados Unidos integrada por mil 500 centroamericanos.

 

El contingente que se autodenominó “Caravana Centroamericana y del Caribe”, está conformada ahora principalmente por ciudadanos cubanos, de Honduras, El Salvador y Guatemala.

 

El Secretario de Seguridad dijo que están informados de la situación que prevalece desde el sur del país por lo que le darán puntual seguimiento en caso que el grupo decida cruzar por la entidad.

 

“Suponiendo que pase por Coahuila, la orden es la misma: que se atienda el tema humanitario, pero fundamentalmente la seguridad, ya que la prioridad del Gobernador es para los habitantes de Coahuila”, dijo.

 

Por eso subrayó que la caravana que pretenda cruzar por el estado tendrá que conservar el orden, la paz y sujetarse a la legalidad.

 

Señaló que en esa medida, las instituciones de seguridad estarán observando cuál es el comportamiento del avance de este contingente de centroamericanos.

 

“Las que pudieran venir, tendrán que respetar la ley y el comportamiento adecuado de los  coahuilenses, que quieran venir en paz, por lo que cualquier migrante, sudamericano, europeo, africano, que ingrese al estado, tendrá que sujetarse al imperio de la ley”, apuntó.

 

Fue durante los primeros días de febrero, cuando una caravana integrada por mil 600 centroamericanos pasó por la entidad y acampó por espacio de tres semanas en la frontera coahuilense de Piedras Negras.

 

La atención y logística de este grupo corrió a cargo del Gobierno estatal, federal y el propio municipio nigropetense que dejó saldo blanco en la entidad.

 

Atentos a polleros

La corporaciones de seguridad vigilarán la caravana que podría llegar a Coahuila en los próximos días, para detectar a presuntos integrantes de grupos delictivos dedicados al tráfico de personas que quisieran infiltrarse en el estado.

 

CAPITAL MÉXICO, 26 DE MARZO