Familias de San Pedro Comitancillo, Oaxaca, tienen casas antisísmicas

Familias de San Pedro Comitancillo, Oaxaca, tienen casas antisísmicas

Familias de San Pedro Comitancillo, Oaxaca, tienen casas antisísmicas
 


“Somos afortunados, esto se veía devastado, la verdad es que volvimos a nacer”, afirmó Emilio Antonio Cabrera, cuya casa colapsó luego del sismo del 7 de septiembre y su posterior réplica el 23 de septiembre del 2017.

 

En un comunicado, el gobierno estatal informó que él buscó apoyo con las autoridades municipales, quienes le dieron una posible esperanza, la cual sólo era cuestión de tiempo para que se concretara.

 

“Fui con el presidente municipal y me dijo que me esperara que habría apoyos de manera gradual…yo quería que retiraran los escombros de mi terreno, pero él me dijo aguántate", gracias a Dios al día siguiente llega Sedatu, me mandan a llamar y me dicen, sabes que Emilio, te van a apoyar con una casa”.

 

Fue así como la “Fundación Alejo Peralta”, en conjunto con elementos de la Marina Armada de México, establecieron otorgar en Comitancillo 80 casas para igual número de familias damnificadas, con materiales antisísmicos como rieles, PVC y otros.

 

“Cuando lo vi dije es plástico, no sabía que iba colado eran como moldes…nosotros mismos lo colamos con los elementos del Ejército, la Marina… ¡nombre!, a cuando vi que empezaron armarlo, si me gustó, esta de lujo esto pensé”, así relató don Emilio Cabrera.

 

El presidente de la Fundación, Carlos Peralta Quintero, fue el encargado de entregar las llaves de las casas que fueron reconstruidas.

 

“Carlos Peralta vino y nos entregó las llaves, nos dijo que le nació del corazón apoyar a la gente nos comentó que habló con las personas del gobierno para que él y su fundación apoyara a Comitancillo, fue un periodo pequeño en el cual ya contamos con casa, porque en otros lugares pasan años con los desastres naturales y no ven nada”, declaró el beneficiario.

 

“Ya no se sienten tanto los temblores, nada más vibra tantito, ya no es como antes, antes salía uno corriendo de sus casas empezaba el temblor, ahora con estas casas tenemos mucha confianza”, así se refirió de este mismo apoyo el señor Juan Luis Santiago Rodríguez, originario también de Comitancillo.

 

Acompañado de su hijo Isaí Santiago –de ocho años de edad- y de su esposa Deisy Castillejos, don Juan Santiago relató que fue una noche de espanto la vivida el 7 de septiembre, tras el sismo de 8.2 grados.

 

“Ya se había acostado mi hijo, ya estaba durmiendo y mi esposa también se recostó…yo estaba orando, después de eso me acosté y mi esposa me avisó que estaba temblando… fue muy fuerte y empezó el gritadero de mucha gente, fue algo espantoso porque jamás lo habíamos vivido aquí”, dijo.

 

Confiando en su fe, esta familia sabe que los temblores seguirán presentándose, no obstante confían que su nuevo hogar otorgado por la Fundación Alejo Peralta, esta edificada con materiales y estructuras para poder resistirlos.

 

“Yo me dedico a la construcción y vi que están hechas de PVC y rellenas de concreto, en las esquinas lleva concreto para las hamaqueras, hay partes que están rellenas con cementante y cal, lo que la hace térmica”, describió.

 

Este modelo de casa entregada por la fundación cuenta con dos cuartos, una sala comedor, cocina, baño completo, su cimentación es especial en forma de “H”, así en caso de un sismo, la estructura de la casa puede ser moldeable y con ello evitar fracturas, además cuenta con estándares más altos de calidad y está equipada con tinacos y paneles solares.

 

“Sinceramente me siento mil veces más seguro en esta casa que en una de concreto, ya tenemos pavor porque son muy fracturables. Estoy muy agradecido con la Fundación, con la Marina porque hicieron un trabajo muy rápido y bueno para que pudiéramos tener nuestro hogar”, manifestó Juan Luis Santiago.

 

Muy cerca del hogar de Juan Santiago vive la señora Eufrosina Martínez Santiago, madre de cinco hijos y originaria de San Pedro Comitancillo.

 

Está agradecida no sólo con la Fundación Alejo Peralta por haberle otorgado su vivienda, sino también por los cientos de personas que apoyaron con despensas que mitigaron su hambre durante la contingencia por el sismo del 7 de septiembre, además del trabajo de los elementos de Marina que apoyaron en la reconstrucción de su vivienda.

 

“Muchas gracias a todos los que nos dieron las despensas, a la gente que llevó cosas para que nos pudieran entregar, Dios les va a bendecir mucho más… mi familia y yo empezamos a limpiar los escombros de mi anterior casa que se cayó, los de la Marina nos apoyaron”, dijo.

“Mientras se construía los marinos pusieron algunas paredes para poder dormir adentro porque había mucho viento y frío”, menciona.

 

Eufrosina compartió la alegría que sintió cuando le fueron entregadas las llaves de su nuevo hogar, porque ahora sabe que tiene un lugar seguro para ella, su esposo y sus hijos.

 

Fuente: NOTIMEX