Expulsa Bolivia a embajadora mexicana después de declararla non grata

Expulsa Bolivia a embajadora mexicana después de declararla non grata

El conflicto diplomático entre México y Bolivia escaló ayer luego de que el país sudamericano declarara persona non grata a la embajadora mexicana y le diera 72 horas para abandonar el país. 

Un tercero en discordia, España, también se vio involucrado en la expulsión de representantes diplomáticos decidida por el gobierno provisional que sucedió a Evo Morales, pero a diferencia de México que se mostró cauto en su reacción, el país ibérico espejeó la medida y expulsó a tres diplomáticos bolivianos.

El gobierno provisional de Bolivia declaró personas non gratas a la embajadora de México, María Teresa Mercado; a la encargada de negocios de la embajada de España, Cristina Borreguero, y al cónsul español Álvaro Fernández, además de otros funcionarios. A todos les dio el plazo de 72 horas para dejar el país.

“Este grupo de representantes de los gobiernos de México y España ha lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo y del Gobierno de Bolivia”, señaló la presidenta interina boliviana Jeanine Añez, desde el Palacio de Gobierno boliviano. “La conducta hostil intentando ingresar de forma clandestina a la residencia de México en Bolivia, desafiando a los efectivos policiales bolivianos y los propios ciudadanos, son hechos que no podemos dejar pasar y han generado consecuencias”, dijo .

Como se recordará, el pasado viernes cuatro diplomáticos españoles visitaron la embajada mexicana en La Paz, donde están asilados exfuncionarios de Evo Morales, incluyendo a cuatro que son perseguidos por la policía local.

“Lo que no podemos tolerar es el abuso y la prepotencia de sus gobernantes, que claramente tratan de encubrir y proteger a criminales que han cometido delitos de sedición, alzamiento armado y terrorismo”, aseguró la presidenta interina boliviana en un mensaje a medios.

La canciller boliviana Karen Longaric dejó una ventanita de reconciliación, al indicar que esto no implica  ruptura de relaciones. “He recibido una llamada de la ministra de Asuntos Exteriores del Reino de España, Margarita Robles, quien me informó que la legación desconocía y desautorizó los hechos que ocurrieron el pasado viernes con sus funcionarios en Bolivia. Me ha indicado que además de la sorpresa que han tenido, están disgustados y lamenta que hubiese ocurrido”, aseguró Longaric.

La Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana instruyó de inmediato a la embajadora de nuestro país en Bolivia, María Teresa Mercado Pérez, a regresar a México, “con el fin de resguardar su seguridad e integridad”.

A través de un breve comunicado de prensa, la dependencia encabezada por Marcelo Ebrard, precisó que la embajada de México en Bolivia quedará a cargo de Ana Luisa Vallejo, actual jefa de Cancillería de la Misión, al tiempo de que la “representación continuará operando con normalidad tras este movimiento”.

En este contexto, la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sostuvo que el Gobierno de México no tiene la intención de romper relaciones diplomáticas con Bolivia, al tiempo que precisó que “nosotros ya tomamos nota de la declaratoria de persona non grata, y por eso le estamos solicitando muy respetuosamente que regrese a nuestro país”.

En conferencia de prensa, la encargada de la política interna del país puntualizó que tal petición se hizo a la embajadora hasta por motivos de seguridad, en un contexto de los momentos de tensión que se viven en la relación de México con Bolivia, y los hechos registrados en la sede diplomática mexicana el pasado fin de semana.

En este sentido, mencionó que se mantiene la protección a los exfuncionarios bolivianos que permanecen en la embajada de México en aquel país, luego de que ellos solicitaron asilo y el gobierno de México ya confirmó que sí lo otorgaba, “están en la embajada, y mientras así sea, ellos permanecen en territorio mexicano”.

 

cronica