Deriva marcha feminista en caos y vandalismo

Deriva marcha feminista en caos y vandalismo

La marcha para repudiar la violencia convocada por colectivos feministas derivó en un caos generado por actos de vandalismo y agresiones que se extendieron durante más de 3 horas.

 

A las 22:30 horas, algunas manifestantes, en su mayoría embozadas, se mantenían en los alrededores del Ángel lanzando insultos y agrediendo a personal de diversos medios de comunicación. De manera intermitente, cortan el paso a los automovilistas.

 

Poco antes de las 21:00 horas, un grupo de manifestantes atacó con piedras y otros objetos una estación de Policía en la calle Florencia y prendieron fuego al interior de la misma, el cual fue controlado minutos después.

 

Una parte de la multitud impidió que el camión de bomberos avanzara para poder apagar las llamas en la sede policiaca.

 

Al mismo tiempo, otro contingente tapizó con pintas el Ángel de la Independencia. Ahí también intentaron prender fuego, pero no lo lograron.

 

Previamente, manifestantes inconformes rompieron los vidrios del paradero de la estación del Metrobús Insurgentes y prendieron fuego en el interior de la misma, así como en el centro de la Glorieta de Insurgentes, donde ya se realizan trabajos de limpieza.

 

En el marco de la movilización se han registrado agresiones generalizadas contra reporteros y fotógrafos para evitar que consignen los hechos.

 

Establecimientos comerciales y automóviles particulares también fueron afectados por pintas y vidrios rotos.

 

Algunas de las manifestantes, señalaron que las agresiones fueron obra de "infiltrados".

 

En tanto, la estación del Metro suspendió el servicio hasta nuevo aviso, mientras que el Metrobús solo funciona de El Caminero a Nuevo León y de Indios Verdes a Plaza de la República.

 

Tras agresiones instalaciones de la PGJ de la Ciudad de México las autoridades cerraron los accesos y permitieron que los empleados salieran por la parte trasera.

 

Hasta ahora, no se reportan personas detenidas pero sí algunos heridos por impactados de piedras, botellas u otros objetos.

 

Un paramédico que resultó lesionado y tres personas con crisis ajenas a la movilización son parte del saldo que dejó la manifestación. Ya son atendidas.

 

La Jefa de Gobierno señaló que no caerían en la provocación de usar la fuerza para contener a los manifestantes.

 

El director general de Metrobús en la Ciudad de México, Roberto Capuano, informó que la estación de la Glorieta de Insurgentes se mantendrá cerrada.

 

REFORMA, 16 DE AGOSTO