Comenzaron las vacaciones. Recomendaciones para elegir cursos de verano para tus hijos.

Comenzaron las vacaciones. Recomendaciones para elegir cursos de verano para tus hijos.
Comenzaron las vacaciones.

Comenzaron las vacaciones. Recomendaciones para elegir cursos de verano para tu hijo.

 

Los padres que no podemos salir de vacaciones, buscamos cursos de verano adecuados para ocupar el tiempo de nuestros hijos.

 

Llegaron las vacaciones más esperadas para los pequeños, esto significa para ellos, que es momento de jugar y divertirse.

 

La palabra vacaciones, tiene origen en el vocablo latino “vacatio” que significa tiempo de vaciamiento. Lo que quiere decir, “vaciarse de las rutinas de todo el año”. Por este motivo, este lapso tendría que ser un espacio para alejarse de la rutina, de las obligaciones y de las exigencias del año; por lo que se convierte en una práctica saludable y necesaria.

 

Lo primero que cambia en este período son los horarios del hogar: existe una mayor flexibilidad. Es importante dejar que los pequeños descansen, es recomendable que sean los primeros días de vacaciones.

 

Los niños tienen un buen periodo de esparcimiento en esta temporada, lo que para la mayoría de los padres les genera muchas complicaciones, generalmente por situaciones laborales, por lo tanto recurren a que otro adulto los cuide o bien elegir cursos de verano.

 

Es por esto que recomendamos cómo elegir una actividad adecuada para nuestros pequeños.

 

En primer lugar es importante hacerles comprender que las vacaciones cuentan con un receso de las responsabilidades que los integrantes de la familia tienen de acuerdo a su rol y edad.

 

También es importante que desde temprana edad se les inculque el hábito de organizar su tiempo, de elegir lo que más le gusta y de crear su propio mundo de acuerdo a sus intereses.

 

Por lo que es indispensable preguntarles en qué quieren ocupar su tiempo, hacer una lista de los cursos de verano y de actividades que se deseen compartir con la familia para estimular la creatividad, imaginación y actividad física de los pequeños; y elegir la mejor opción.

 

Te recomendamos que estas actividades sean recreativas y divertidas para el niño, en primer lugar, debe ser un sitio donde se la pasen bien y hagan amigos nuevos.

 

Pueden elegir opciones:

  • De arte y cultura, que permitirán al niño conocer sus talentos, descubrir sus habilidades y desarrollar sus inteligencias múltiples.
  • De deporte y actividad física, que ayudarán a propiciar el esparcimiento mental y desarrollo psicomotriz.
  • De cantos y juegos, que beneficiarán al desarrollo psicosocial y neurolingüístico de los pequeños.

 

Así bien, en casa pueden compartir, en la medida de las posibilidades, tiempo con ellos, además de realizar otras actividades que promuevan la autonomía asignándoles pequeñas tareas relacionadas al hogar, por ejemplo ayudar a cocinar.

 

Otra alternativa son los paseos en familia para conocer algún lugar distinto a los habituales, favorecen la unión familiar, lo mismo que los picnics y el ir a ver espectáculos.

 

Recordemos que las vacaciones deben ser para los niños períodos de descanso y recreación, respetando siempre los horarios de sueño y comida para evitar alteraciones de los ritmos vitales.