México baja calificaciones en su situación financiera según agencias expertas

México baja calificaciones en su situación financiera según agencias expertas

Agencias expertas en investigación financiera, bajan calificaciones a la situación financiera actual de México.

 

Iniciamos con la calificadora S&P Global Ratings, quien este viernes bajó la perspectiva de la calificación de México de estable a negativa, citando menores previsiones de crecimiento económico. Esto es que sus calificaciones soberanas en moneda extranjera de largo y corto plazo en escala global de 'BBB+' y 'A-2', respectivamente de México, así como la calificación soberana en moneda local de largo y corto plazo de 'A-' y 'A-2', pero revisó la perspectiva de las calificaciones de largo plazo en escala global de estable a negativa.

 

En un comunicado, la agencia indicó que la perspectiva negativa refleja que existe una probabilidad de al menos una en tres de que baje las calificaciones del soberano durante el siguiente año. Además, la perspectiva refleja el riesgo de que un reciente cambio en políticas públicas dirigido a reducir la participación de la iniciativa privada en el sector energético, aunado a otros eventos que han afectado negativamente la confianza de los inversionistas, podría aumentar los pasivos contingentes del soberano y disminuir el crecimiento económico. (Milenio Noticias)

 

Por otra parte, en otra nota de Milenio, encontramos que la agencia calificadora Moody´s Investors Service también bajó las evaluaciones de riesgo de contraparte (CRA) a corto y largo plazo de cuatro bancos: Banorte, Santander, BBVA Bancomer y Citibanamex.

 

Moody’s califica al gobierno de México en A3, con perspectiva estable, y explicó que Las Evaluaciones de Riesgo de Contraparte de los bancos podrían cambiar a la baja si fueran bajadas las calificaciones del soberano, y a la alta si es que fueran elevadas las calificaciones del soberano.  La agencia explicó que la correlación de incumplimiento, incorpora el tamaño del sistema bancario mexicano en relación a los recursos de su respectivo gobierno, que en cualquier caso, es particularmente bajo, en comparación con otros sistemas bancarios en el mundo. (Milenio Noticias)

 

Pero no solo S&P Global Ratings y Moody´s Investors Service bajan calificaciones al gobierno de México; de igual forma lo hace la agencia HR Ratings, quien redujo sus previsiones de crecimiento para México en 2019, de 1.9 a 1.7 por ciento, como consecuencia de una perspectiva menos optimista en la actividad económica.

 

En un documento, explicó que esta baja se sustenta en una profundización de la desaceleración de la demanda interna, por el lado del consumo, y a una mínima o nula contribución por parte de la inversión, y que desde el punto de vista del comercio exterior, se espera que las exportaciones se mantengan con un buen desempeño, aunque creciendo a un menor ritmo que en 2018, producto de la desaceleración económica de Estados Unidos, pero aun manteniéndose fuerte con un 2.5 por ciento estimado. (Milenio Noticias).

 

De acuerdo al periódico El Financiero, la calificadora S&P Global Ratings, explicó que el cambio en las políticas del Gobierno para reducir participación de la iniciativa privada en el sector energético y otros proyectos han llevado a una caída en la inversión y la confianza.

 

También menciona, que el riesgo de que una menor inversión del sector privado pueda reducir el PIB, debilitando la resiliencia económica de México; esto podría contribuir a cambios fiscales e incertidumbre del mercado financiero, potencialmente empeorando el perfil financiero del país y provocando una rebaja.

 

Además, de igual forma, señala que una baja en la calificación de la deuda de cualquier país implica pasar a un grado de riesgo mayor, lo que se traduce en la necesidad de dar un mayor 'premio' en la compra de papeles de deuda que se emitan en moneda extranjera. Es decir, significa que deberá pagar más por el financiamiento externo, por lo que la deuda se vuelve más cara.

 

Para concluir, es importante mencionar que estas evaluaciones no implican necesariamente que se vaya a materializar una baja en la calificación, sino que es una advertencia de que se han encontrado algunas señales o desequilibrios que, de no corregirse, podrían provocar una baja en la calificación de 'BBB+' que México ostenta desde 2013. (El Financiero)