A 2 años de gobierno, Sheinbaum luce tan lejos y tan cerca de AMLO y la 4T

A 2 años de gobierno, Sheinbaum luce tan lejos y tan cerca de AMLO y la 4T
Fotografía: Forbes México

El manejo de la pandemia de coronavirus en la Ciudad de México fue uno de los factores que abonó el perfil político de la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, quien ha sido señalada como uno de los dos personajes presidenciables de Morena para 2024.

 

En febrero de este año la aprobación del gobierno de Shienbaum Pardo era del 45%, según la encuesta del periódico Reforma, momento en que las feminista en la capital manifestaban la falta de atención gubernamental a la violencia contra las mujeres.

 

A 45 días de haber iniciado la emergencia sanitaria por el Covid-19, la encuestadora Buendía & Laredo indicó que en mayo de 2020 el 68% de los capitalinos aprobaba la administración de la jefa de gobierno; mientras el 61% coincidió con ello en el mismo ejercicio que hizo El Heraldo de México y Caudae Estrategias en julio.

 

De acuerdo con Nicola Loza Otero, experto en gobierno y procesos políticos, el perfil de la titular del Ejecutivo local ha sido muy singular dentro del gobierno de la Cuarta Transformación, puesto que ha marcado diferencias en su estilo de gobierno, a comparación con el ámbito federal, pero no se ha distanciado del mando del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

El investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) puso como ejemplo el respaldo que dio la mandataria a la rifa del avión presidencial, ya que incluso llamó a comprar boletos, pero en otros aspectos ha marcado diferencias con primer mandatario como el uso del cubrebocas de manera pública.

 

En diversas ocasiones la prensa le cuestionó a la jefa de gobierno sobre una diferencia con la Secretaría de Salud sobre las medidas para el manejo de la pandemia, sin embargo respondió que el diálogo se mantenía y descartó encontronazos.

 

En entrevista para Forbes México, Loza Otero apuntó que la libertad que le dio el gobierno federal a las entidades federativas para el control de la pandemia abonó a que la administración de Sheinbaum Pardo impulsará una política de vigilancia epidemiológica con una percepción más positiva que la impulsada a nivel federal.

 

“Durante la pandemia Claudia Sheinbaum logró forjarse una imagen de gobernante responsable, pero no salió de las órbitas de López Obrador, no tienen problemas como Bonilla o Barbosa”, agregó.

 

Sin embargo, la Ciudad de México es la entidad que tiene los números más altos sobre el impacto del covid-19 en el país, puesto que al corte del 15 de septiembre mantiene 111,897 casos confirmados, una población total de 9,018,645 personas y una tasa de 1,240.73 enfermos por cada 100 mil habitantes.

 

En tanto, los datos de la Secretaría de Salud indican que Jalisco tiene 23,346 casos confirmados, una población de 8,409,693 y una tasa de 277.61 por cada 100 mil habitantes.

 

Incluso el Estado de México con más de 17 millones de habitantes, tiene 74,214 pacientes confirmados y una tasa de 425.84 por cada 100 mil habitantes.

 

Ante ello, la titular de la CDMX explicó que entre el 25 y 30% de los hospitalizados por coronavirus en los nosocomios de la ciudad son personas que viven en otras entidades, principalmente el Edomex.

 

Sheinbaum y la iniciativa privada:

La jefa de gobierno capitalina, en compañía de diversas cámaras empresariales, indicó que uno de sus ejes principales de su su plan de reactivación económica post pandemia es la inversión en obra pública y privada.

 

Además, el gobierno de la ciudad anunció un proyecto de reindustrialización en la zona de Vallejo de la Alcaldía Azcapotzalco, donde está involucrada la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Conamín).

 

Para el académico de Flacso calificó que este tipo acciones son parte del trabajo de cualquier gobernante, puesto que el mismo gobierno federal ha hecho convenios empresarios, pero este tipo de acercamientos también pueden funcionar para construir apoyos o alianzas.

 

“La impresión es que el terreno donde se mete (Sheinbaum) se hacen iniciativas, donde hay algún resultado, con AMLO son declaraciones de empresarios por inversión que a veces no se traduce en nada”.

 

Aunque con anterioridad la Confederación Patronal de la República Mexicana en la CDMX respaldó algunas acciones del gobierno local y presumió tener un diálogo estrecho, la iniciativa para regular la comida chatarra a los menores en la entidad provocó diferencias entre ambos actores.

 

Aunado a ello, tanto Coparmex como la Cámara de Comercio,​ Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) en la capital le han cuestionado a la mandataria local la falta de apoyo a las pequeñas y medianas empresas durante la contingencia, como las facilidades fiscales.

 

Ebrard vs. Sheinbaum rumbo al 2024:

Loza Otero acotó que por el momento hay dos perfiles políticos dentro de Morena que se ven interesados en competir por la silla presidencial en 2024: el actual canciller, Marcelo Ebrar, y la jefa de gobierno de la CDMX.

 

“Hay dos personajes interesantes con trayectorias distintas, uno más pegado a la izquierda histórica que es Sheinbaum y otro más pegado al sector de izquierda del PRI o más moderado, más de centro, que es Ebrard”, indicó.

 

Aceptó que el hoy secretario de Relaciones Exteriores tiene más trayectoria política que la mandataria local, puesto que Ebrard ya fue titular del entonces Distrito Federal y López Obrador le asignó un papel que pareciera de “vicepresidente”.

 

Subrayó que la actual punga por la dirigencia de Morena también tiene miras a abonar fichas para las elecciones dentro de cuatro años, puesto que se sabe que uno de los aspirantes, Mario Delgado, es un un personaje cercano al canciller.

 

“La renovación de la dirigencia de Morena tienen conexiones con el proceso presidencial, no sólo con de selección de los candidatos para el 2021, esos candidatos se van a seleccionar pensando en la elección presidencial”, añadió.

 

----------

 

Información de Forbes México, 17 de septiembre de 2020